El gran salto de una cuenta demo a la cuenta real

El pasar de una cuenta demo a una cuenta real es un proceso fácil si lo vemos desde el punto de vista de los clicks que debemos hacer para activar vuestra cuenta con fondos reales. Pero a nivel psicológico y de preparación como trader la cosa no es tan fácil.

La psicología en una cuenta real es totalmente diferente a la de una cuenta demo. Es como practicar el ser bombero en un edificio sin llamas a realizar un verdadero rescate en una construcción envuelta en fuego.

Cuando pasamos a abrir una cuenta real, lo primero que se nos pide es nuestra documentación, identidad, direcciones, referencias. El bróker comprobará todo eso antes de abrir la cuenta real.

Luego se estipula un protocolo de comportamiento. Las cosas que podemos o no se nos permite hacer.

El siguiente punto que debemos saber tiene que ver con los mecanismos de movilización de fondos. Los movimientos de fondos entre brókers y usuarios se realizan usualmente a través de transferencias, cheques, pagos electrónicos, monederos virtuales, etc.

Pasar de una cuenta demo a uno real

La psicología es el siguiente punto que vamos a cambiar. Cuando se hace trade real por primera vez se siente una mezcla de sentimientos como la excitación y el temor.

Aquí ya no está en juego nuestro orgullo si nos equivocamos en una transacción, sino que ahora está en juego nuestro dinero. La parte psicológica es la parte con más dificultad, y de paso, la más importante.

De una buena actitud depende el éxito o el hundimiento de nuestro barco en forex.

Otro punto que se cambia en la transición es la gestión del dinero. El tener un buen sistema de inversiones no es suficiente. Hace falta tener un buen sistema de administración de fondos y de gestión de riesgos si queremos ser exitosos en este mercado.

La idea en este punto es mantener las pérdidas en un rango y dejar que las transacciones ganadoras corran.

Uno de los errores más grande que cometen los inversores cuando dan ese gran salto de una cuenta demo a la cuenta real en que lo hacen sin ser primero exitosos en la cuenta demo.

Para eso es que existe una cuenta demo, para practicar y desarrollar habilidades, aunque, lamentablemente, muchos brókers la utilizan como un medio de publicidad para atrapar más clientes.

La excitación de manejar dinero real y de esperar ganancias instantáneas, hacen que muchos inversores se alejen de la planeación a largo plazo.

La gran mayoría de los brókers conocen este hecho y conocen que pueden otorgar estas cuentas demos de forma gratuita ya que esperan que sus practicantes se zambullan en el agua antes de aprender a nadar bien.

Tenemos que tener muy claro que si no podemos ganar dinero en un mundo simulado, tampoco lo vamos a hacer en un mundo real. Si un doctor no sabe diagnosticar enfermedades con un cuerpo de práctica, mucho menos lo hará con pacientes de verdad.

Pasar de una cuenta demo a uno real

Conclusión

Mucha gente, cree que va a entrar en los mercados a hacer trading por primera vez y van a arrasar con todo, sin imaginarse el grado de dificultad que implica el mantenerse a flote en el mercado forex y luego el generar ganancias constantes que nos lleven a un mejor futuro financiero.

Ser inversionista de forex puede ser muy placentero y gratificante, pero para llegar a este estado de laxitud es necesario mucho estudio, responsabilidad y autocontrol. Lo importante es tener paciencia. Con práctica las cosas buenas llegarán tarde o temprano.

El gran salto de una cuenta demo a una cuenta real es relativamente fácil pero hay que tener la preparación adecuada.

Hay que tomarse todo el tiempo necesario para practicar en la cuenta demo y desarrollar habilidades como inversor. Hay que hacer las cosas sin apuro, sabiendo que si no se tiene éxito en la cuenta demo la cuenta real no nos servirá de nada.

Cuando no hay una buena preparación antes de realizar este gran salto, la mayoría de las cuentas minoristas se queman en un lapso de 3 meses.

El consejo primordial aquí es que no importa las presiones o incentivos que recibamos, si no estamos preparados para dar el gran salto es preferible esperar el momento adecuado.

5 (100%) 2 voto[s]

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *