Cuando las emociones traicionan en Forex

En el mercado Forex la parte emocional juega un papel fundamental. De hecho que un descontrol emocional al realizar nuestras transacciones en Forex puede llevarnos directamente a destruir nuestras cuentas de manera irremediable.

Entre los errores emocionales más comunes tenemos:

No tener confianza en nuestra metodología

Existe una inmensa cantidad de inversores que operan en Forex y que todavía no están convencidos del método que utilizan o de que tienen oportunidades de obtener ganancias.

Inclusive, hay personas que dicen estar seguros de lo que hacen cuando en el fondo presentan grandes dudas.

Una manera de alejar las dudas es realizarle la correspondiente evaluación a nuestras estrategias. Un backtraking sobre datos históricos puede ser un buen ejemplo.

Cuando tenemos una metodología previamente evaluada podemos sentir más confianza en lo que estamos haciendo.

Carencia de un plan

El asunto no es tener un plan. Es conveniente tener varios planes a la mano y ser algo abierto a las opciones. Por ejemplo, si realizamos day trading, debemos tener un procedimiento para la elección del para negociar.

Pero si el par elegido no se mueve, podríamos reconsiderar nuestro plan y migrar hacia otro par que presente volatilidad, revisando nuestras decisiones cada cierto tiempo, por ejemplo, puede ser la parte flexible de nuestro plan inicial.

No ver la diferencia entra planear y experimentar

Podría ser sencillo trazar un plan teóricamente, pero llevarlo a ejecución podría ser otra cosa. Por ejemplo, tener un plan que contemple cientos de operaciones en un año, proyectando que podría haber una perdida del 18% en una seguidilla de 19 operaciones fallidas.

En un par de días nuestras evaluaciones podrían ser aceptables, pero otra cosa es ver pasar meses observando como la cuenta va disminuyendo paulatinamente y seguir apegados al plan trazado

Temor o ansiedad para introducir posiciones

Son como dos caras de una misma moneda. Lo mejor que podemos hacer para esto es mentalizarnos en introducir cierto numero de operaciones diarias o ninguna, y que todo dependa de las condiciones del mercado y no de nuestras condiciones personales.

Tener tratos con el mercado

Supongamos que nos presionamos a nosotros mismos en cuanto a que si el precio no sube una determinada cantidad de pips en 30 minutos vamos a cerrar la posición. Esto es inseguridad psicológica y hay que neutralizarla apegándonos fuertemente a nuestro plan.

Ansiedad de tomar ganancias

El ver una ganancia lista para ser tomada y hacerlo para luego huir como un ladrón es privarnos de la posibilidad de seguir obteniendo ganancias a lo largo de la jornada. Este tipo de actitud debe ser controlada.

El motivo para retirar las ganancias debe ser generado por un análisis que nos diga que las cotizaciones ya no se mantendrán en la tendencia que venían presentando hasta ahora.

Hay que tener confianza en lo que estamos haciendo y no dejarnos llevar por la ansiedad, ni a la hora de retirar posiciones ni a la hora de introducir posiciones.

Protección contra pérdidas demasiado temprana

Este punto se parece mucho a la ansiedad por retirar las ganancias lo antes posible. Es posible que se necesite una reconsideración o evaluar nuevamente la estrategia de administración de riesgos.

Dejar que as transacciones con pérdidas sigan corriendo

La mejor manera de solventar este problema es el establecimiento apropiado y oportuno de un stop loss riguroso y que no estemos ampliando a cada rato.

No hacernos responsables por nuestras acciones

Lo más fácil que hay para un ser humano que enfrenta una derrota es presentar una excusa.

Por ejemplo, si no nos hubiéramos sentido mal del estomago, sino no hubiéramos llegado tarde a la oficina, si no hubiéramos retirado nuestra atención del mercado, etc., seguramente hubiéramos tenido éxito en tal o cual transacción, es decir, hubiéramos ganado dinero en vez de dejarlo perder.

La responsabilidad de llegar tarde, de cuidar nuestra salud o de mantener nuestra atencion es nuestra. Luego de que tomemos la responsabilidad de todo lo que engloba nuestro programa de inversiones nuestro humor va a mejorar y también nuestra disposición. Así realizaremos las cosas de mejor manera.

El invertir en Forex es una carrera de varios kilómetros y no una carrera de 100 metros planos.

Perseguir la utopía

Supongamos que diseñamos un plan que nos proyecta unas ganancias de 25% anualmente. Pero, luego, probamos otra cosa para obtener mayor rentabilidad, algo como un 30%. Luego tal vez pensemos que pueda haber algo aun mejor.

Este procedimiento de buscar y realizar las correspondientes pruebas puede hacernos gastar mucho tiempo.

Hay que pensar en lo siguiente: si nos pasamos 5 meses realizando pruebas en vez de estar operando de forma disciplinada para obtener un 30% en vez del 25% proyectado por nuestro plan, estaríamos perdiendo un buen porcentaje de ganancias y eso llevará un tiempo para ser compensado.

Conclusión

Como conclusión podríamos decir que la supremacía de un plan, una estrategia y una buena metodología de trading por sobre unas emociones descontroladas es un punto vital para garantizar nuestra supervivencia en un mercado tan salvaje como el mercado Forex.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *